Elecciones presidenciales en Senegal, un ejemplo para África

Martes, 24 Abril 2012 11:26

 

Por Rocio Albertos Gomez Amat Técnico de proyectos de MUSOL expatriada en Senegal

La segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Senegal celebrada el pasado 25 de marzo ha tenido como resultado el mejor de los escenarios planteados, una clara mayoría de Macky Sall, que ha obtenido un 65.8% de los votos convirtiéndose de esta manera en el 4° presidente del país.

A diferencia de otros países africanos, Senegal se ha mostrado como un ejemplo de democracia asentada en el continente. Frente a las revoluciones antidemocráticas y los golpes de estado de sus vecinos (véase el caso reciente de Mali o el de Guinea Conakry en Septiembre 2009) Senegal reafirma su posición como país políticamente estable.

Ejemplo de ello es que pocas horas después del cierre de los colegios electorales, el ya ex presidente de Senegal Abdoulaye Wade, llamaba a su opositor para felicitarle por los resultados, despejando así cualquier tipo de dudas sobre su intención de dejar el palacio presidencial.

8 días después de la primera vuelta, el 2 de abril, Macky Sall juraba su cargo como Presidente de Senegal anunciando ya desde el inicio de su legislatura una política basada en el ahorro y la transparencia. Así, el nuevo presidente ha prometido un ahorro de 100 millones de euros anuales, la eliminación de 20 ministerios, que se elevaron a más de 40 durante el mandato de su predecesor y la estricta vigilancia de los casos de corrupción. Clara muestra de esta intención es que ha impedido que varios miembros del antiguo gobierno dejen el país, entre otros Karim Wade, hasta que se lleve a cabo la auditoria anunciada por el presidente.

Con el objetivo de cumplir sus promesas, el nuevo presidente ha nombrado a un equipo de gobierno marcado por perfiles muy técnicos y poco políticos. Cabe destacar entre ellos al Primer Ministro, Abdoul Mbaye, ex director general del Banco CBAO, al ministro de economía Amadoy Kâne, responsable de la filial en Senegal del Banco BNP de Paris, el ministro de cultura y turismo Youssou N’Dour y el ecologista de origen libanes Ali Haidar que ha sido nombrado como ministro de ecología y medioambiente.

A Senegal se le presenta un futuro de estabilidad y, consecuentemente, progreso. La gente confía en Macky Sall. El tiempo dirá si esta confianza fue bien depositada.

Esta publicación ha sido realizada con el apoyo financiero de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID). El contenido de dicha publicación es responsabilidad exclusiva de la Fundación Municipalistas por la Solidaridad y el Fortalecimiento Institucional (MUSOL) y no refleja necesariamente la opinión de la AECID.

 

 

 

 

Desarrollo: Cooperación, no ayuda

Viernes, 25 Noviembre 2011 08:36

Sanjay Suri entrevista a BRIAN ATWOOD, de la OCDE La cooperación Norte-Sur y la cooperación Sur-Sur son complementarias, subrayó Brian Atwood. Crédito: Sanjay Suri/IPS

La cooperación Norte-Sur y la cooperación Sur-Sur son complementarias, subrayó Brian Atwood. Crédito: Sanjay Suri/IPS

LONDRES, nov (IPS) – Para empezar, hay que dejar de hablar de “ayuda”, dijo el presidente del Comité de Asistencia para el Desarrollo de la OCDE, Brian Atwood.

El cuarto Foro de Alto Nivel sobre la Eficacia de la Ayuda, que se realizará entre el 29 de este mes y el 1 de diciembre en la sureña ciudad surcoreana de Busan, debería en cambio utilizar el concepto de “cooperación para el desarrollo”, sostuvo.

Atwood subrayó en entrevista con IPS la importancia del lenguaje para crear una nueva forma de sociedad para el desarrollo. Hay señales de que la reunión de Busan podría impulsar importantes acuerdos sobre cooperación, destacó al ser entrevistado por IPS a través de correo electrónico.

Para la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico), que liderará el encuentro en Corea del Sur, alcanzar esos acuerdos es vital en el marco de las actuales dificultades económicas mundiales.

IPS: ¿Cuál es el mejor escenario que podría emerger de Busan?

BRIAN ATWOOD: Mejoraremos la cooperación global y la coordinación local, reafirmaremos compromisos adoptados en París y Accra, y haremos que la comunidad mundial se consagre a alcanzar los ODM (Objetivos de Desarrollo de la Organización de las Naciones Unidas para el Milenio).

Dejaremos en claro que la cooperación Norte-Sur y la cooperación Sur-Sur son complementarias, y nos comprometeremos a trabajar juntos, incluyendo esfuerzos triangulares.

IPS: ¿Cuál podría ser el peor escenario y cuáles serían sus consecuencias?

BA: Que Busan se convierta en un simple ejercicio de acusaciones en lugar de ser un esfuerzo para superar los obstáculos políticos y progresar. Hasta ahora no hay indicios de que eso ocurra.

IPS: ¿La palabra ‘ayuda’ representa un problema, pues implica la existencia de un patrocinio, de un ‘donante’?

BA: Esperamos que Busan elimine palabras como “ayuda”, “donante” y “receptor”. Sin embargo, el propio nombre del encuentro se refiere a la “eficacia de la ayuda”. La palabra también es usada en el texto final como sinónimo de la Asistencia Oficial al Desarrollo (ODA, por sus siglas en inglés), en momentos en que los socios del Sur en desarrollo están cada vez más preocupados porque los niveles de la ODA están decreciendo.

Así que “ayuda” permanecerá por ahora, aunque esperamos que sea reemplazada por “cooperación para el desarrollo”.

IPS: La idea de que la ayuda no es una pérdida sino una contribución para un bien mayor, incluyendo el bien nacional, se hace cada vez más común. ¿Hay señales de que los gobiernos están aceptando estos argumentos?

BA: Nunca antes hubo la necesidad de que el desarrollo fuera discutido a tan altos niveles de gobierno, incluyendo en el G-20 y el G-8. La atención que se le presta a Busan, en comparación con la dada a París y Accra, es fenomenal.

Estarán presentes el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), (Ban Ki-moon), la secretaria de Estado de Estados Unidos (canciller, Hillary Rodham Clinton), 110 ministros, 30 cancilleres y media docena de jefes de Estado.

IPS: ¿La idea de que la ayuda es beneficiosa también para el que la brinda puede ser utilizada para eliminar la práctica de atarla a diversos requisitos?

BA: Alrededor de 80 por ciento de la ayuda condicionada ha sido eliminada. El 20 por ciento restante es el más difícil, porque incluye programas populares como asistencia alimentaria y becas, e involucra a organizaciones de la sociedad civil de países donantes y cooperación técnica. Sin embargo, creo que seguiremos haciendo progresos.

IPS: En la actual crisis económica, recortar la asistencia podría ser una medida más populista que sensata, y por el contrario mantenerla podría ser impopular. ¿Los votantes de Europa occidental o América del Norte están mostrando algún indicio de oponerse a la ayuda al desarrollo?

BA: Algunos políticos se oponen y defienden los recortes de presupuesto, pero yo creo que son una minoría. Hay poco para ganar en el recorte de esos programas, que representan una pequeña parte de los presupuestos, pero se puede perder mucho.

IPS: Si la ayuda debe ser canalizada en armonía con las prioridades nacionales establecidas por los gobiernos, ¿en qué lugar se ubica la sociedad civil?

BA: La sociedad civil es una parte vital del desarrollo, y el desarrollo de una sociedad civil viable es realizado mejor por organizaciones no gubernamentales con misiones similares.

IPS: ¿En qué cambia la ayuda cuando el flujo es de Sur a Sur?

BA: No sabemos lo suficiente sobre los detalles de la cooperación Sur-Sur. Hay una importante afinidad entre esas naciones, y esa es una característica importante.

Fuente: IPS

Procedencia: Cambio Político

 

Los pasados días 6 y 7 de mayo tuvo lugar en Valencia la IIIª reunión del Grupo EpD de la Fundación MUSOL.

Martes, 20 Septiembre 2011 10:57

El objeto de la reunión era la recogida de insumos para la elaboración del Estudio sobre la actuación de la cooperación descentralizada en temas de ED que MUSOL está realizando. Se trataba de identificar las necesidades formativas y prioridades de actuación del personal de la administración local en temas relacionados con la Educación para el Desarrollo y recibir los aportes necesarios para diseñar acciones que conformen el Plan de sensibilización, formación y educación para el desarrollo dirigido a políticos, funcionarios y técnicos de la administración local, profundizado en el significado de la Educación para el Desarrollo, definiendo la necesidad y pertinencia en la cooperación descentralizad. Se generó un interesante debate en el que surgieron muchas ideas sobre las distintas maneras de abordar y concienciar al personal tanto político como funcionario de las distintas administraciones locales sobre la importancia de introducir la cooperación al desarrollo en sus agendas y la mejor manera de hacerlo.

Asimismo, se debatió sobre la creación de grupos de trabajo en materia del municipalismo en los distintos países que la fundación ya trabaja al tiempo que se reflexionó sobre el contexto actual de determinados países africanos y la idoneidad del impulso de un grupo de trabajo sobre estos países dado la cercanía geográfica, entre otros.

Esta actividad está enmarcada en el Proyecto “Sensibilización, formación y movilización de funcionarios y políticos de los gobiernos locales para la promoción del desarrollo sostenible y los ODM” financiado por AECID.

 

Musol - Ir al Inicio

MUSOL
Plaza Jesus, 5 pta 3.
46007 Valencia
Telf - Fax: 96 381 75 09
Mail: info@musol.org

Powered by Infaplic

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

  I accept cookies from this site.
EU Cookie Directive plugin by www.channeldigital.co.uk